Policía de Brasil investiga si se trata de un rito satánico, pues el cuerpo mutilado del niño estaba rodeado de velas.


La joven, identificada como Karina Roque, se había quedado cuidando a su hermano Maycon mientras su mamá salió de compras.


Al regresar, la adolescente se negó a abrir y un cuñado de la mujer, que vivía cerca, tumbó la puerta y fue ahí cuando encontraron la macabra escena, según informó el New York Post.

La madre se desmayó y la joven incluso mordió al perro en su intento de huida.

Según el reporte, Karina llevó a su hermano a la habitación para jugar y lo ahogó con una almohada.
El reporte policial señala que las torturas a las que fue sometido se dieron después de que la joven lo mató.

El cuerpo, informaron, tenía la cabeza parcialmente decapitada, además de heridas de cuchillo en la muñeca, lesiones en los ojos, quemaduras en los pies y la hermana afirmó que había "cortado los órganos genitales de su hermano y se los había comido".

Autoridades, que encontraron un celular quemado y marihuana en la escena del crimen, investigan si el pequeño fue sometido a un ritual satánico.

Tomado de Caracol