La EPS no ha autorizado los respectivos procedimientos porque, según ellos, el menor no está sufriendo de una enfermedad grave.
El niño, quien se encuentra recluido en el Hospital Universitario de Santander, sigue esperando a que la moneda salga por si sola.

Según denunció Amanda Mora, madre del menor, la EPS Salud Vida no ha autorizado los respectivos procedimientos porque, según ellos, el niño no está sufriendo de una enfermedad grave.

“La EPS me dice que no se puede autorizar el tratamiento en Bucaramanga porque no es algo grave que le afecte su salud, me dijeron que tomando agua el niño podría expulsarla”, dijo la madre del pequeño.


Amanda Mora, quien es oriunda del Sur de Bolívar y que se trasladó a Bucaramanga desesperada por ayudar a su hijo, está solicitando préstamos con entidades bancarias con tal de realizarle el tratamiento endoscópico que le puede extraer la moneda al menor.


 Por su parte, la EPS Salud Vida, a la cual se encuentra afiliado el niño, intenta trasladarlo a otro centro médico, ubicado en Popayán, en donde posiblemente se le podría realizar el tratamiento.

Aunque el niño continúa en observación en el Hospital Universitario de Santander, la familia trata de reunir el dinero para mejorar el estado de salud del menor, ya que completó seis días sin ser intervenido, lo cual le ha generado problemas respiratorios que no le permiten alimentarse correctamente.