En medio de los enfrentamientos, al menos 250 personas más del municipio de El Charco tuvieron que abandonar todo para salvar sus vidas.


Un verdadero infierno está viviendo al menos cuatro mil personas del municipio de El Charco por cuenta de combates entre disidente de las Farc.

La situación es tan grave, que estos habitantes se encuentran confinados en sus territorios ante el temor de caer en medio del cruce de balas.

El panorama más complejo se registra en el corregimiento de San José, ubicado a más de 53 kilómetros del casco urbano.

“Nos dijeron que saliéramos o nos mataban”, afirmo Jairo Quiñones, uno de los líderes de las comunidades afectadas.

Explicó que un drama similar se registra en los sectores de Santa Catalina, Las Mercedes y San Antonio del Cuil.

Fuentes de inteligencia del Ejército le contaron a TUBARCO que en el sector delinquen las Guerrillas Unidas del Pacífico.

“Luego de que dimos de baja a David iniciaron una disputa interna y también con otros disidentes, pero han puesto en medio a la gente”, afirmó el militar.

El secretario de Gobierno de Nariño, Édgar Insandará, rechazó la difícil situación de derechos humanos que se registra en varias poblaciones de la costa nariñense.

Recalcó que se ha hecho el llamado a las Fuerzas Militares para reforzar la presencia en la región y garantizar la seguridad de los habitantes.