Jóvenes santandereanos crearon la plataforma FincaYa que permite a los campesinos registrarse y comercializar sus productos a un precio justo tanto para el consumidor, como para el productor, sin necesidad de intermediarios.

Juan Fernando y Julián Rueda hace algún tiempo decidieron implementar un proyecto de ganado en Santander, en la búsqueda del terreno para su desarrollo se toparon con el hecho de no encontrar información sobre la oferta del campo colombiano a pesar de haber recorrido Barrancabermeja, San Alberto en el Cesar y Girón.

En diálogo con los campesinos encontraron opiniones sobre la factibilidad de perder una mandarina en lugar de ir a un casco urbano y venderla, ya que las vías se encuentran en pésimas condiciones y los costos de transporte son bastante elevados, además, los intermediarios complejizan la situación económica tanto de productores como de consumidores, debido a que compra barato al campesino y vende caro al consumidor.

Le puede interesar: Caucanas líderes en proyectos comunitarios en su departamento

En diferentes regiones los campesinos ya se acercan más al mundo digital, y a pesar que no cuentan con acceso a Internet cuando se trasladan a un casco urbano o zona con wifi lo aprovechan lo mejor posible. En este factor,  los hermanos rueda, administradores de empresas de la Universidad Autónoma de Bucaramanga lo vieron como una oportunidad en función de los habitantes rurales para la comercialización de sus productos.

De esta manera crearon una Progresive Web App que les brinde la información completa, no ocupe demasiado espacio en el celular y se descargue desde el navegador.

Contenido de FincaYa
La página cuenta con tres botones principales, categorías, registro e ingreso. En categorías se dividen los productos de acuerdos a sus características en agricultura, almacenes, avicultura, caprinos, equinos, fincas, ganadería, maquinaria, porcicultura, piscicultura, alimentos, proyectos y medios de transporte.

En la plataforma cada campesino puede crear un perfil, subir las fotos del artículo de venta, sus características, el costo y su número de contacto, de esta manera se arregla el proceso de venta, compra y envío,  es así, como campesinos y compradores pueden negociar y llegar a un punto de mutuo acuerdo.

Esta herramienta puede ser manejada por los hijos de los campesinos que tienen más acercamiento a Internet e inclusive son agentes que pueden ayudar a familias sin acceso a la tecnología pero comparten las mismas necesidades.

Cada día hay nuevos registros de Santander y otros departamentos por los campesinos que ya se animan a vender sus productos desde este medio. Los creadores de la página web esperan que en su primer año se cuente con un registro de más de 5000 usuarios y se forme una cadena que contribuya a la comercialización justa de los productos del campo. Por otro lado, esperan contar con el apoyo del Gobierno para facilitar más el proceso de comercialización.
Por El campesino


publicidad