Uno de los municipios que más recibe turistas en Antioquia es Guatapé. Ubicado en el oriente antioqueño, este pueblo recibe en promedio, por año, entre 700.000 y 1'000.000 de visitantes según la alcaldía municipal.

“Muchos de los turistas hacen compras de productos que se empacan o sirven en materiales contaminantes, generando un impacto muy negativo para nuestro entorno y aumentando considerablemente los residuos que llegan al relleno sanitario, que el año pasado representó unas 1.372 toneladas de las que cerca de 300 fueron de plástico, icopor y otro tipo de estos materiales”, manifestó Dairo Humberto Mesa, secretario de Medio Ambiente de Guatapé.

Ante la situación, la Administración Municipal sacó adelante el Acuerdo 08 del 27 de mayo de 2019, “por el cual se implementa la prohibición de poliestireno expandido (eps), papeles parafinados, pitillos, vasos y mezcladores de plástico y/o polipropileno”, siendo el primer municipio en el departamento que toma esta decisión.

Con esta iniciativa, además de velar por la salud de los habitantes y turistas y proteger el medio ambiente, también se busca extender la vida útil del relleno sanitario, que según el secretario, año a año ha ido disminuyendo su capacidad en un 25 por ciento.

De acuerdo con la alcaldía, en seis meses comenzará a regir este Acuerdo, que también contempla la prohibición de materiales como papeles parafinados “ya que existe en el mercado un sin número de materiales alternativos biodegradables que no afectan el medio ambiente”.

Uno de los componentes de la iniciativa le permite al alcalde entregar estímulos o incentivos a los comerciantes y distribuidores que eliminen el poliestireno expandido y el polipropileno de sus actividades comerciales o empresariales.

De igual forma, habrá actividades pedagógicas y de sensibilización para desestimular la comercialización, distribución y uso de estos materiales.

“La Administración Municipal adelanta jornadas educativas, así como la creación de un sello verde con el que estimulará y promocionará a los establecimientos comerciales que empiecen a adoptar el Acuerdo Municipal”, expresó el funcionario.


La alcaldía aseguró, además, que el uso del icopor también afecta la salud de los humanos, basándose en un informe de la organización Clear Water, que indicó que este material contiene un monómero llamado estireno, que se ha demostrado que es cancerígeno en animales, por lo que se sospecha que también lo sea en humanos.

Otros municipios que lo han prohibido

Una decisión similar ya había sido tomada por Iza, municipio de Boyacá, donde se informó en febrero de este año que se dejaría de utilizar el icopor en los tradicionales postres del municipio con la finalidad de cuidar el medioambiente. La medida fue implementada por la Asociación de Productores de Iza junto con la Alcaldía del pueblo.

En el mismo departamento, el municipio de Nobsa se unió a esta estrategia para proteger el medioambiente.




publicidad