Mediante una proposición que fue presentada por el concejal Leonel Alvarado, la corporación edilicia Laboyana avaló el reconocimiento al ejército Nacional quien a través de la especialidad de aviación militar permitieron que un niño de escasos tres años el año anterior, fuera intervenido quirúrgicamente.

María Alexandra Navia madre del pequeño Santiago Rodríguez hoy con cuatro años de edad, recordó el momento en que ocurrió el accidente  en donde una de sus manitos se quedó atascada en la cadena de una bicicleta estática que finalmente le desprendió dos deditos ante el asombro de todos. Dijo que su hijo junto a una hermanita mayor jugaban en casa de la abuela y mientras fue a la alcoba a acostar la  bebé de meses de nacida, infortunadamente el pequeño Santiago sufrió el percance.

El momento de angustia No se hizo esperar y en su momento dice que con la ayuda de vecinos, el infante fue trasladado al Hospital, asegurando que pese a la urgencia hubo cierta demora por parte de los galenos.

Finalmente, dijo que luego le contactaron al concejal Leonel Alvarado quien gestionó para que el ejército a través de la especialidad de aviación lograra su intervención y de esa manera se produjera su trasladado hasta la ciudad de Neiva debido a la urgencia del caso.

Lo que hicieron fue ayudarme a sacar el niño del hospital para que me lo atendieran más rápido en Neiva”, sostuvo la mujer quien agradeció la labor Humanitaria del Ejército Nacional.


En el recinto del cabildo Laboyano, el grupo especial en cargado de estas labores humanitarias en cabeza del Teniente coronel Adrián Vitoviz Torres comandante  del batallón de movilidad y maniobra de aviación número cinco con sede en Neiva y del Batallón Magdalena teniente coronel Roberto Félix Contreras, fueron reconocidos por la corporación.
El oficial Vitoviz Torres,  indicó que es motivo de aprecio y de gratitud teniendo en cuenta que muy poco se hace este tipo de reconocimiento.

la aviación del ejército, somos las alas en las botas de los soldados y de los Colombianos”, sostiene. Agrega que es una misión en la que sus hombres encargados de esta labor Humanitaria han sido ampliamente capacitados no solo en Colombia sino en el exterior.

Entre tanto el teniente Coronel Roberto Félix Contreras comandante del Batallón magdalena, considera que este tipo de reconocimiento permite que no solamente el ejército fue creado para el control de seguridad y orden público sino para realizar este tipo de apoyo humanitario.

Ayer el pequeño Santiago Rodríguez recibió un uniforme del ejército con el grado de Mayor, como insignia de un resultado positivo luego de la misión del ejército, dijo el comandante de batallón de movilidad y maniobra de aviación número cinco con sede en Neiva.

publicidad