La capturada dio a luz en el baño de su vivienda, envolvió al bebé en una toalla y en bolsas plásticas y lo dejó en un balde. Posteriormente, informó a sus familiares que el niño había nacido muerto.



El caso había sido reportado el 29 de marzo del año 2017, 2017 en la vereda El Rodeo de Ibagué, Tolima, donde fue hallado debajo de un lavadero y en el fondo de un balde con ropa el cuerpo del pequeño recién nacido.

Se conoció que por estos hechos fue señalada Angie Lisvey Rodríguez Mendoza, quien entró al baño de la vivienda donde tardó hora y media, y durante ese tiempo llamó a una de sus dos hijas menores de edad para que le llevara un jabón, salió con un balde y lo puso debajo del lavadero.

Se pudo establecer que un familiar de la mujer halló el bebé muerto en una bolsa y envuelto en una toalla, debajo del lavadero.

La mujer señaló a las autoridades que el niño había nacido muerto. En enero del año anterior, Rodríguez Mendoza fue capturada en la avenida Mirolindo, por agentes del CTI mediante una orden del Juzgado Séptimo de Garantías emanada el 21 de diciembre de 2017, tras ser señalada de asesinar mediante asfixia mecánica a la criatura.

Cabe anotar que desde entonces, la femenina permanecía recluida en el Coiba de Picaleña y ahora, deberá purgar la pena de 25 años, al ser condenada por el Juzgado Sexto Penal del Circuito.


publicidad