La  cesión del contrato 4G, para ampliar, rectificar y pavimentar la  vía Neiva - Pitalito - Mocoa - Santana, podría definirse antes de finalizar el 2019.
Esa cesión evitaría que el Poder Central adopte la caducidad del BILLONARIO contrato, que por insolvencia económica, no puede ejecutar Aliadas para el progreso, como empresa del grupo AVAL.
El proceso para la cesión, comenzó este fin de semana, cuando el Gobierno Nacional, por intermedio de la Agencia Nacional de Infraestructura del ministerio del Transporte, recibiera El Plan Remedial propuesto por Aliadas, que permite a la compañía ETHUSS de Antioquia, asumir la ejecución del proyecto actualmente paralizado.
Eso implicará, que antes del 16 de septiembre de este año, el Gobierno se pronuncie respecto a la aceptación o no del plan en referencia.
Fuentes del Ministerio, revelaron que en estas 2 semanas, el equipo técnico de ANI evaluará el Plan Remedial y emitirá el concepto respectivo.
Entre tanto, ALIADAS, trabaja en la recuperación vial en el sitio Pericongo (Altamira - Timana), lugar afectado por el daño de la banca hace 20 meses, para que no se convierta en dificultad para la cesión propuesta, en razón a que la obra es parte del contrato incumplido por la empresa del grupo AVAL.
La firma antioqueña ETHUSS, es hasta el momento, es la única interesada en tomar el proyecto vial, para proseguirlo.

publicidad