Rosalina Palomino de Ramos estaba sentada en una pared del barrio San Roque, en el suroriente de Barranquilla, cuando se presentó el cruce de disparos.

La abuela, de 74 años, estaba hablando con otros familiares mientras cuidaba a sus nietos y bisnietos que montaban bicicleta, a las 4:20 de la tarde de este sábado.
Por esa misma hora apareció en el barrio un delincuente conocido como alias ‘Púa’, que comenzó a disparar con la intención de asesinar a su enemigo a alias ‘Cojo’, que resultó ileso, según el diario.
En ese momento, la adulta mayor corrió para proteger a sus nietos y bisnietos, y un proyectil la alcanzó y le perforó el cuello, señaló el periódico.
Los familiares que estaban con la abuela alcanzaron a llevarla al Hospital de Barranquilla, a donde llegó agonizante. Posteriormente, falleció.
Uno de los hijos de la víctima, identificado como Jaime Cabrales, manifestó en el medio que su mamá era viuda y se dedicó a cuidar tres generaciones de la familia,  y aún residía en su casa con varios de sus parientes.
Por su parte, la Policía de la capital de Atlántico dijo que ya tiene individualizados a los dos involucrados en la balacera, que según El Heraldo son reconocidos en el sector, y esperan capturarlos para que respondan por la muerte de la abuela.

Tomado de Pulzo
publicidad