Un ‘sacudón’ sintió el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) en el Huila, con la captura no solo de tres de sus funcionarios sino que entre ellos estaba el Jefe de Seguridad de Sedes, Personas y el Director Seccional de Fiscalías, quienes al parecer conformaban una banda dedicada a robos en el Huila, Caquetá y La Guajira.

Los tres funcionarios judiciales, fueron detenidos ayer junto a un ex policía y ocho particulares más, entre ellos una mujer, en desarrollo de una operación adelantada por la Fiscalía Cuarta Especializada en coordinación con el Gaula Militar y el CTI en Neiva, Bogotá y San Vicente del Caguán (Caquetá).

Se trata del Jefe de Seguridad de Sedes, Personas Héctor Engelberth Rodríguez Aragonés; el investigador Héctor Merardo Ramos Lozano; el guía canino Jarley Vargas, el ex policía Jeison Steven Acosta Ibarra y los particulares, Jhon  Faber González Aragones, Jesús Augusto Rodríguez, Laura Angélica Polania, Harold Andrés Polania, Miguel Ángel Ríos Quiroz y alias ‘El Diablo’, comerciante de oro.

Los miembros del Cuerpo Técnico de Investigación serán imputados de los delitos de abuso de autoridad por omisión de denuncia y revelación de secretos, además de concierto para delinquir. Mientras que los demás miembros de la banda serán endilgados de los delitos de concierto para delinquir y hurto agravado y calificado.

Las órdenes de captura fueron expedidas por el Juzgado Único Promiscuo Municipal de Tesalia con Funciones de Garantías, luego de analizar las pruebas documentales y técnicas presentadas por el fiscal del caso.

La investigación que terminó con el desmantelamiento de la banda, inició con la denuncia de una víctima.

Los investigadores encargados de las pesquisas, a lo largo de la recolección de pruebas fueron encontrando que al parecer algunos miembros de la banda delincuencial serían compañeros del CTI.

Luego de dos años de trabajos de averiguaciones acompañadas de interceptaciones telefónicas y seguimientos, los investigadores lograron identificar a cada uno de los presuntos integrantes de la banda, sus roles y judicializarlos.                                                                    
“Se adelantaron seguimiento a personas, cosas e interceptaciones telefónicas. Se cuenta además con videos de ellos…”, manifestó la fuente oficial.
Las pesquisas permitieron a los investigadores establecer que la banda estaría comprometida en varios robos, entre los que se encuentra el asalto a la Cooperativa Central de Caficultores Coocentral en el municipio de El Pital. También estarían comprometidos en el hurto a la sede de cooperativa en el centro poblado de Zuluaga en el municipio de Garzón, el pasado domingo  19 de mayo de 2019.

Además, hurtos cometidos a diferentes conjuntos residenciales de Neiva, una ferretería y una veterinaria en el municipio de San Vicente del Caguán en el departamento del Caquetá.

Los tres funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), fueron trasladados a la sede de las Fiscalías Locales, mientras que los demás detenidos fueron llevados a la URI.


publicidad