La empresa de energía del Huila, manifestó mediante el siguiente comunicado, que las pérdidas que ha tenido por el concepto de robo de energía, deberán pagarlas sus clientes:

Sólo en julio, las pérdidas económicas de la empresa por robo del servicio sumaron $2.500 millones, aproximadamente. La Electrificadora del Huila invita a denunciar a través de cualquier canal de servicio al cliente disponible.

El robo de energía o la ‘defraudación de fluidos’, como se conoce técnicamente, alcanza anualmente en Colombia valores que oscilan entre los 130.000 y 150.000 millones de pesos, según la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco).

El hurto del servicio expone a los responsables a enfrentar acciones penales y a los usuarios a asumir el costo de la defraudación.

La Electrificadora del Huila hizo un nuevo llamado a denunciar las irregularidades o conexiones fraudulentas, teniendo en cuenta que generan pérdidas significativas a la empresa, asumidas por los clientes que sí están consumiendo legalmente el servicio.

El indicador de pérdidas para el mes de julio fue de 12.36%, que equivale a 143 GWh al año en consumo del fluido eléctrico.

“Si llevamos este valor de energía que no se paga, a la tarifa de compra, estamos hablando de que Electrohuila pierde 2.500 millones de pesos, mensualmente, aproximadamente”, dijo Jenny Durán Torrejano, ingeniera electricista de Electrohuila. 

De esta manera, 450 millones aproximadamente hace referencia al valor total de las perdidas pagadas por los clientes vía tarifa, el restante es asumido por la empresa.

Tomar algo que no nos pertenece es considerado un delito, también lo es el hurto de energía. Por lo tanto, quienes sean sorprendidos hurtando energía entrarán en un proceso legal, explicó.

“Electrohuila tiene establecido brigadas para garantizar que el registro de energía cumpla con toda la reglamentación técnica y que sea correcto”, agregó Durán.

La ingeniera advirtió que cuando se identifica a alguien usando ilegalmente el fluido eléctrico, “iniciamos un proceso de pago de esa energía, con demandas penales, que implicaría cárcel en caso de demostrarse ante un juez el uso indebido del servicio”.

Por lo anterior, Electrohuila invita a clientes y comunidad en general a abstenerse de manipular indebidamente redes eléctricas y contadores porque se estaría incurriendo en una práctica ilegal, que, adicionalmente, pone en riesgo la vida de los infractores y vecinos.

En caso de evidenciar irregularidad en la prestación del servicio de energía, el denunciante podrá comunicarse desde cualquier teléfono a las líneas gratuitas 018000918819 y 018000952115.

publicidad