El padre Jhony Ramos era el párroco de la iglesia Jesús de la Misericordia del barrio Comuneros.

El padre Jhony Ramos fue encontrado sin vida en la casa cural de la iglesia Jesús de la Misericordia.

Los habitantes de Villavicencio  no salen del asombro tras conocer, en la mañana de este miércoles, que fue encontrado sin vida  el padre Jhony Ramos Gómez, de 53 años, párroco de la iglesia Jesús de la Misericordia, ubicada en el barrio Comuneros. 

De acuerdo con las primeras informaciones, el padre Ramos fue encontrado en la casa cural atado de pies y manos. 


La hipótesis que maneja la Policía de Villavicencio es que pudo tratarse de  de robo, ya que se tuvo información por parte de la comunidad de que el representante de la iglesia Católica era el encargado de recoger el dinero de una rifa que se estaba organizando.

"Los habitantes del sector advirtieron que el padre organizó la rifa de un carro, y la comunidad le entregaba a diario la venta de las boletas. Anoche lo vieron con vida", señaló un uniformado a EL TIEMPO.
  
El Policía señaló que esta mañana la señora encargada de organizar la casa cural encontró al padre sin vida y de inmediato llamó a la Policía del cuadrante.

"Los primeros signos evidencian que el sacerdote fue asfixiado y golpeado en la cabeza con un elemento contundente. Esperamos conocer más con los resultados de la necropsia", dijo la Policía.    


Los primeros signos evidencian que el sacerdote fue asfixiado y golpeado en la cabeza con un elemento contundente, esperamos conocer más con los resultados de la necropsia

Arzobispo de Villavicencio rechaza crimen 

El arzobispo de Villavicencio, monseñor Oscar Urbina Ortega, lamentó el asesinato del sacerdote Jhony Ramos y rechazó toda forma de violencia.

"Elevamos al Señor oraciones para que sea acogido en la casa del Padre; pedimos por la conversión de sus asesinos y rechazamos toda forma de violencia que atente contra la vida y la dignidad de las personas".

De igual forma, el alto prelado de la Iglesia expresó sus condolencias a la familia y a la comunidad donde el padre Ramos prestaba su servicio pastoral.


publicidad