Una tragedia familiar se produjo a raíz del fallecimiento de un menor de tres meses de edad en zona rural de Algeciras.
Flor Derly Castro la abuela del bebe, manifestó que el niño quien luego de haber nacido prematuro en Neiva y que se había recuperado de la situación, venia asistiendo a los controles médicos en el Hospital Municipal Luis Felipe Cabrera de Algeciras.
La mujer indicó que el pasado 14 de septiembre en una visita de control, el médico les había manifestado a los progenitores su satisfacción por el buen estado de salud que éste presentaba, por lo que, tras programarles una nueva cita, les sugirió avanzar con la aplicación de las vacunas.
En los últimos días y atendiendo la sugerencia, la madre del niño se desplazó desde el sector rural al centro hospitalario en donde según indicaron le fueron aplicadas tres vacunas, algo que causó extrañeza en la humilde mujer.
Al regresar, el menor se enfermó sufriendo afectaciones, por lo que su llanto era desesperado, sin embargo, en el hospital le habían indicado que la reacción por la aplicación de los biológicos podría ser de esa manera, situación que se complicó al regresar a la casa en donde ningún manejo hizo posible que el niño de tres meses superara la dificultad.
Instantes después el niño quien presentaba un estado físico deteriorado, se quedó dormido, pero más tarde su abuela al tocarlo, se percató que su cuerpo estaba rígido, por lo que comprobaron que había fallecido.
Al dar a conocer el caso, exigieron de las autoridades aclarar si hubo alguna responsabilidad del personal médico al suministrarle tres vacunas el mismo día, o si por el contrario su muerte se produjo por alguna causa distinta.
La gerencia del Hospital Municipal Luis Felipe Cabrera, no se ha pronunciado sobre ese caso, que generó dolor en una humilde familia de esa población ubicada en el nororiente del Huila.
Por Héctor Fabio Muñoz Figueroa 


publicidad