Según se conoció de manera preliminar, una camioneta fue incinerada al parecer por retaliaciones luego que no se cumpliera con un acuerdo extorsivo en el que había que cancelar la suma de $12 millones de pesos.

El hecho se presentó en la vereda Platanillal en inmediaciones de la ciudad de Neiva con el corregimiento de Vegalarga y el centro poblado de Balsillas en el vecino departamento de Caquetá.

Es el segundo hecho terrorista que se presenta en los últimos días en vías del departamento del Huila, ya que en días pasados se registró la incineración de un camión en la vía Neiva – Rivera.

Hasta el momento no se conoce el pronunciamiento oficial por parte de las autoridades.






Información de Opanoticias 

publicidad