Hasta se atrevieron a encañonar a una niña de 4 años. También se conoció que se apoderaban de viviendas y algunas las vendían después de hacer fiestas.

Una de las víctimas de la organización, que también es conocida como la banda Los Orientales, narró cómo los delincuentes llegaban a su casa para cobrarle.

“Alias ‘Balotelli’, alias ‘Cachón’ y alias ‘el Grande’ lo tenían retenido ahí encañonado”: se refiere a su esposo, quien fue amenazado para que entregara dinero.

Continúa su relato diciendo que también ella fue encañonada, pero lo peor fue que “puso el revólver a mi niña en la cabeza”. Ya en este punto, decidió entregar el dinero que tenía para comprar el mercado del mes.

Esta situación la vivió ella y su familia por casi seis meses.

“Incluso, a la vecina de nosotros se le metieron. Le dijeron que tenían que irse porque si no los mataban, incluso al perrito de la casa le hicieron un tiro”, añadió.

Otra mujer, madre soltera, también reveló que la sacaron de la casa que compró con tanto esfuerzo y que hacía quince años le había costado unos 18 millones de pesos.

Una noche, cuando llegó de trabajar, encontró a los jefes de la banda dentro de su inmueble. “La rompieron y entraron. Cuando llegué a reclamar, ya no había nada qué hacer. Me dieron que me tenía que ir y no les importó que había menores de edad”, recuerda.

A pesar de estar en la cárcel, las víctimas aseguran que las amenazas de muerte por parte de la banda continúan. Por esa razón, muchas personas no se atreven a denunciar.


publicidad