El odontólogo ignoró que su paciente estaba tomando un antiguagulante, lo que le provocó fuertes hemorragias bucales y posteriormente la muerte.

En Purley, Londres, una mujer murió luego de que su odontólogo le extrajera diez dientes. La paciente presentó un fuerte sangrado en su boca, lo que generó que se desangrara y muriera.

La mujer tenía una avanzada enfermedad en sus encías, por lo que el dentista, Tushar Patel, optó por extraer algunos dientes de la parte superior, pero ignoró que la paciente estaba tomando un medicamento anticoagulante por un trastorno sanguíneo que presentaba, a pesar de que ella ya se lo había comunicado.

Durante el tratamiento, el odontólogo no le advirtió a la víctima acerca de los riesgos de las extracciones, además, no suturó las heridas.

 “Sus fallas colocaron a la paciente en un riesgo de daño significativo, cuando esto debería haberse evitado”, manifestó el Consejo Nacional de Odontología de Londres.
Aunque los hechos ocurrieron en 2017, recientemente las autoridades determinaron sancionar al dentista por un año, Patel aceptó su negligencia y está a la espera de apelaciones o acusaciones futuras.

publicidad