De acuerdo con las investigaciones de las autoridades, a parte de los seis policías activos, también están involucrados un militar en retiro y un disidente de las Farc, en haber facilitado las armas a los sicarios que asesinaron a la abogada liberal Karina García, candidata a la alcaldía de Suárez, Cauca.

En las últimas horas, las autoridades confirmaron que una red de tráfico de armas, integrada por uniformados de la Policía y un militar retirado, fueron los que suministraron los elementos con los que asesinaron a Karina García, candidata a la Alcaldía de Suárez, Cauca.


El crimen, perpetrado por el frente Jaime Martínez de las disidencias de las Farc el cual es liderado por alias 'Mayimbú', se habría cometido con armamento que habrían vendido los uniformados de la Policía Nacional.

El general Juan Carlos Buitrago, director de la Policía Fiscal y Aduanera, Polfa, dijo que esta organización criminal era la que proveía de armas a dicha Grupo Armado Organizado, Gaor.

La estructura criminal se denomina los "Mercaderes de la Muerte" y fue desarticulada luego de la captura de 16 personas entre los que había seis policías activos, un militar retirado y hasta un exguerrillero de las Farc que no se acogió al proceso de paz.

"Ellos prestaban servicio de información especialmente en algunos trámites de salvoconductos y omitían sus funciones como autoridades policiales en esta zona del territorio", explicó el general Buitrago.


El cabecilla de la organización fue identificado como Luis Aristizábal, quien simulaba ser comerciante de calzado a través de una empresa fachada conocida como ‘Búho-servicio’, se encargaba de realizar envíos de drogas y armas bajo la modalidad de encomienda. De esta manera lograron pasar por la ruta Miami - Colombia 180 armas de fuego.

Mediante el tráfico de armas los ‘Mercaderes de la Muerte’ habrían obtenido hasta 3.000 millones de pesos, pues ofrecían variedad en la mercancía como material de guerra estadounidense, belga, austral y hasta israelí.


publicidad