Los reclusos de la cárcel de Pitalito dentro de su proceso de resocialización, utilizaron madera ilegal decomisada por la CAM, para elaborar camas que fueron donadas al ancianato San José del Valle de Laboyos.



Los adultos mayores del hogar geriátrico San José en el municipio de Pitalito, están estrenando camas. Con la madera ilegal decomisada por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, reclusos de la cárcel de Pitalito dentro de su proceso de resocialización elaboraron nuevas camas para los abuelitos.

Esta labor social es el resultado de un convenio celebrado entre el Centro Penitenciario y Carcelario de Pitalito y la CAM; permitiendo que el material forestal incautado por no contar con los permisos exigidos para su movilización, fuera entregado para que los reclusos, dentro de su proceso de resocialización, elaboraran camas que beneficiarían a los ancianos del Valle de Laboyos.

En total fueron elaboradas 32 camas que mejorarán la calidad de vida de los abuelos. Al menos 15 internos trabajaron durante más de tres meses, para lograr la elaboración de estos dormitorios que ahora están a disposición de estos abuelos laboyanos. Mercedes Cano, directora del Ancianato San José de Pitalito, enfatizó que, gracias a esta estrategia ambiental y social, se atiende a esta población olvidada.

Por: Héctor Fabio Muñoz Figueroa-@hefamu1
Tomado de La Voz de la Región


publicidad