"A mi hija le gustaba el fútbol, la música y quería ser profesional. Yo lo que pido es que me le quiten ese título de guerrillera".


La que habla es Rosalba, una mujer que hoy quiere reivindicar la imagen de su hija Diana.


Diana Medina Garzón era una estudiante de 16 años que murió junto con otros menores entre 12 y 17 años, luego de un bombardeo el pasado 30 de agosto en zona rural de San Vicente del Caguán contra 'Gildardo Cucho', el cabecilla de las disidencias de las Farc. 


Rosalba, que vive de hacer costuras y confección en un barrio de la localidad de Bosa, cuenta que su hija se fue a vivir con el papá desde el pasado 23 de diciembre de 2018, a una finca cerca de Puerto Rico (Caquetá). 


Allí estudiaba noveno grado en el colegio Acevedo Gómez. 


Lo que se sabe es que la menor, al parecer, estaba de vacaciones por una vereda cercana a su casa, en una finca de una familiar, cuando se la llevaron, según lo que le contó a EL TIEMPO doña Rosalba.  


"Yo no sé quién se la llevó, no sé quién es ese grupo. Estaba estudiando en Puerto Rico. Mi hija cumplía mañana (8 de noviembre) 17 años", relata Rosalba.


Se  hablaban frecuentemente con por celular y ella le contaba que su papá la llevaba todos los días al colegio. 


"Era una niña muy alegre, juiciosa, de su casa... tantas muertes de niños inocentes. Yo lo que quiero es que me le quiten ese nombre de ser guerrillera. Ella nunca fue nada de eso", dice Rosalba


“La joven de 17 años estaba en vacaciones de la escuela, en zona urbana, fue de descanso a visitar a una hermana en zona rural y desde ahí desapareció. Desconozco si los otros niños estaban estudiando”, señala Herner Carreño, personero de Puerto Rico.


publicidad