Ambientalistas denuncian que el animal, en vías de extinción, no recibió ayuda oportuna por parte de Cormacarena.


El ejemplar de mono zocay, que solo habita en el piedemonte llanero, apareció con golpes en el cráneo y las extremidades. Ambientalistas, grabaron este video del animal en el barrio La Madrid, en Villavicencio.


“Lo encontramos en una condición bastante débil, tiene una herida en el rostro en la parte de la ceja, nosotros lo capturamos y lo llevamos a la veterinaria Tamandua”, manifestaron.


Denuncian que el primate, en riesgo de extinción, no recibió la atención oportuna de Cormacarena y por eso murió. La corporación ambiental argumenta que acudieron al llamado, pero no encontraron al animal.


Cormacarena no cuenta con un centro de valoración propio para fauna silvestre, desde septiembre se venció el convenio con la clínica del bioparque Los Ocarros y no se ha renovado.



La ley sanciona hasta con 12 años de cárcel a quienes atenten contra la fauna silvestre y el delito es más grave si es en contra de las especies amenazadas, como el mono zocay.
publicidad