Una tragedia padece una familia bogotana, a causa del fallecimiento de dos menores de 7 y 10 años de edad, a los cuales, por error, les fue suministrado un medicamento equivocado.
El hecho ocurrió el pasado martes en la localidad de Suba en Bogotá, cuando la madre de los menores fue hasta una droguería a reclamar unos medicamentos que le habían recetado en la EPS, por error, el empleado del lugar le entregó Tramadol en lugar de Albendazol.
Los frascos de Tramadol fueron suministrados a los menores sin que los padres se percataran del error, razón por la cual entraron en una crisis; de inmediato, los niños fueron trasladados hasta una clínica, pero fallecieron horas después.
Cabe resaltar que, el Albendazol es un fármaco recetado para eliminar parásitos, mientras que el Tramadol es un analgésico para tratar dolores moderados o severos, incluso es suministrado a pacientes con cáncer.
La cadena de droguerías Cruz Verde, donde cometieron el error indicó, “Se ha puesto a disposición de todas las autoridades: Invima, Fiscalía General de la Nación, Secretaría de Salud del Distrito, Superintendencia Nacional de Salud y Ministerio de Salud para colaborar de manera irrestricta con todas las investigaciones generadas por esta lamentable tragedia…Las investigaciones adelantadas con máxima celeridad han permitido concluir que se trató de un error personal en la dispensación de un medicamento equivocado por parte de una auxiliar farmaceuta”
publicidad