Como Crisóstomo Montero Ostos fue identificado el hombre quien le habría pagado $50,000 a la madrastra de una niña de 10 años de edad para abusar sexualmente de ella en hechos sucedidos al norte del Huila.

Según se conoció, el caso fue denunciado por la madre natural de la menor, luego que la niña le contara lo sucedido a una amiga cercana a su mamá, y ésta posteriormente se lo comunicara. Al parecer, el pasado mes de septiembre del año 2017, en la vereda Río Negro, municipio de Íquira, la madrastra habría ofrecido los servicios sexuales con la menor a Crisóstomo Montero Ostos, por una suma de dinero, a la cual él accedió. 

De acuerdo con las investigaciones, el hombre "pagó" por besar, desvestir y tocar las partes íntimas de la niña. La menor, contó durante la entrevista con los investigadores, que su madrastra le indicó que fuera a "donde se metía el carro" y al llegar al lugar estaba esperándola Montero Ostos. Allí, al parecer, "tendió una lona sobre el suelo y le pidió que se acostara en ella". Posteriormente,  él se desvistió e intentó accederla, sin lograrlo. Minutos después de presuntamente abusar de la menor, Montero Ostos le indicó a la menor que se vistiera y se marchara del lugar.

Tras esto, la niña se dirigió a la casa donde se encontraba su madrastra a quien le comentó lo sucedido, está la regaña por "no dejarse acceder por Crisóstomo", sostiene la acusación. Días después, la menor decidió irse a su casa en un asentamiento en el oriente de Neiva recibiendo de su madrastra $25,000 para el transporte y al llegar a la vivienda de una amiga de su madre natural, le contó lo sucedido.

La Fiscalía llevó a Montero Ostos a las audiencias preliminares ante el Juzgado Octavo Penal municipal con funciones de garantías imputándoles el delito de actos sexuales con menor de 14 años.

publicidad