Una empresa china acaba de instalar la primera en el aeropuerto El Dorado. Puede medir la temperatura de 5.000 personas en 30 minutos.

Chao Wu es el gerente general de Dahua Technology Colombia, la división local de una de las empresas más fuertes en el negocio de la inteligencia artificial en el mundo, con presencia en 180 países, catalogada como la segunda compañía en desarrollo de herramientas de seguridad en materia de vigilancia en los cinco continentes. Con más de 2.100 patentes en sus haberes, la multinacional desarrolló una tecnología que permite detectar la temperatura de las personas que pasan frente a sus cámaras. ¿Servirán para frenar el avance del covid-19? Wu le respondió a El Espectador.

Opaín acaba de comprar 10 cámaras térmicas. ¿Qué capacidad de detección se podría hacer en el aeropuerto El Dorado?

Un grupo de las cámaras adquiridas son de nuestra marca. Una cámara de Dahua es capaz de medir a 5.000 personas en media hora.

¿Qué pasa si la persona tiene más de 37,5 grados? ¿Cómo lanza la alarma?

La solución de medición de temperatura corporal es parametrizable o configurable, es decir, el usuario indica en el software cuál es la temperatura a la que debe disparar una alarma. Por ejemplo, con fines educativos, en el aeropuerto hicimos pruebas a 36° C, a 37,5° C y a 38° C a los operadores de Opaín. La cámara, al tomar la temperatura en la frente, detecta que está por encima de la configurada, genera una alarma sonora imposible de ignorar y toma una foto del pasajero que registró una alta medida.

Ya instalaron una cámara. ¿Para cuándo estiman que estén listas las demás?

Las cámaras adquiridas a Dahua llegarán el miércoles 24 de marzo. Solo necesitamos apoyo agilizando los trámites de nacionalización de importaciones.

Entonces sí pueden ayudar a encontrar un posible positivo para covid-19...

Desde que se descubrió la emergencia de esta enfermedad en China, Dahua Technology trabajó en una solución que hoy permite la detección de posibles casos del coronavirus que ingresen a los países, y lo hace con las tecnologías de cámaras térmicas. La solución mide la temperatura corporal de las personas, aun si el flujo o el tráfico de personas es alto. Mientras se mide la temperatura de 5.000 personas, en aproximadamente 4,2 horas usando un termómetro de frente, uno de los métodos utilizados por la OMS, esta tecnología térmica solo toma 30 minutos. Está en la capacidad de registrar la temperatura de tres personas por segundo, con una precisión de ± 0,3.

Adicionalmente, esta solución puede detectar si la persona lleva puesta una mascarilla, con una precisión del 99 %. También dispone de reconocimiento facial, el cual provee los datos de la persona para su seguimiento.

¿Qué tan costosas son?

Es una solución asequible y de rápida instalación. Las cámaras térmicas, per se, tienen 10 años en el mercado y no son costosas. La solución de medición de temperatura corporal de Dahua tiene un componente adicional llamado “BlackBody”, que la encarece un poco. No obstante, el costo-beneficio es muy alto. La salud pública es un tema de preocupación y tiene un impacto económico negativo que se puede minimizar al prevenir la expansión del virus, que es finalmente nuestra propuesta de valor.

Dahua Thermal Solution es de rápida implementación y se encuentra funcionando en centros comerciales, bancos, parques empresariales, aeropuertos, ministerios y lugares públicos de alta concentración de personas, tanto en China como en varios países de Asia. Dahua ha ayudado así a prevenir y reducir el contagio del virus en varios países, y Colombia no debería ser la excepción.

Hay un debate grande en Colombia sobre las fotomultas, que está basado en la legislación. Qué opinión les merece, donde la Corte advierte que tiene que existir un reconocimiento facial, pero esto depende de conectar bases de datos.

No participamos en la discusión legislativa, y como empresarios respetamos cualquier decisión del Gobierno, entendiendo por ello todo: tribunales, Cámaras, etc. Ahora, a nivel tecnología, puedo ofrecer soluciones muy avanzadas para detectar la cara del conductor y la placa del carro de una vez. Ya existe esta tecnología. Y sobre lo que a usted le interesa, es que cuando detectamos esa cara, ese rostro, tenemos que compararla con una base de datos, y estas pertenecen a distintas entidades públicas protegidas por diferentes leyes. Mi trabajo es desarrollar la mejor tecnología para proteger la seguridad de la mayoría de los ciudadanos, pero ya la otra parte se la dejo a mis clientes.

La sociedad vigilada funciona muy bien para capturar delincuentes y encontrar a personas perdidas, pero la privacidad queda en entredicho. ¿Cómo funciona en China?

Tenemos un límite muy claro entre la zona de derecho privado y la zona de derecho público. La cámara del gobierno no puede vigilar dentro de mi oficina, pero afuera, en la carretera, eso lo puede vigilar el gobierno. Eso tiene ley de carreteras y pertenece al gobierno, ley de puerto, de aeropuerto, y es de propiedad estatal. Entonces el dueño tiene derecho a vigilar su tierra, igual que cualquier dueño de una tienda de retail puede vigilar su propiedad. Y eso divide la responsabilidad entre público y privado, es una buena referencia de división del derecho. Hace casi 10 años, cuando teníamos Facebook, Twitter y recientemente Instagram, generó un debate internacional porque cualquier persona podía tomar una foto, publicarla, y a veces tomamos una selfie donde salen muchas personas desconocidas. ¿Y eso qué solución ha tenido? Nada.

¿Cuántos canales podrían vigilar a la vez?

Podemos vigilar más de 30.000 canales al tiempo. En China tenemos una ciudad con medio millón. Con estas cámaras podemos hacer mapas de vigilancia para proteger a los ciudadanos en cualquier lugar.

Tomado de El Espectador
publicidad