A las medidas colectivas que han implementado los gobiernos, se les deben sumar estrategias individuales, como un correcto lavado de manos, buena higiene respiratoria y aislamiento preventivo en caso de tener síntomas de gripa. ¿Qué se debe tener en cuenta? Acá le contamos.

La alta tasa de transmisibilidad del coronavirus SARS-CoV-2  ha presentado un factor enorme de riesgo. Una persona infectada podría contagiar a dos o tres. Los primeros síntomas aparecen, aproximadamente, cinco días después de contraer el virus. Eso, en caso de que los presente, pues muchas personas son asintomáticas. Estos son algunos de los factores que han dificultado su contención.

Los gobiernos han hecho diferentes esfuerzos para tratar de que el número de contagios no crezca de manera desbordada y así evitar que los sistemas de salud colapsen. Para ello han tomado diferentes medidas. En el caso de Colombia, por ejemplo, el presidente Iván Duque ha anunciado que se prohibirá eventos de más de 500 personas, invitó a las empresas a promocionar el teletrabajo, cerró los siete puntos fronterizos con Venezuela y restringió el ingreso al país de quienes no sean colombianos y/o sean residentes en el país y que hayan estado en Asia o Europa los últimos 14 días.

Sin embargo, estas estrategias colectivas no son suficientes si cada persona no las complementa con medidas individuales. Para el epidemiólogo Julián Fernández Niño "las medidas individuales son muy importantes, pueden ayudar a controlar la propagación del virus, pero, en mi percepción, hay una población que no se las está tomando en serio. El problema es que se están poniendo en riesgo, a sus familias y a la población en general", asegura. (Lea: ¿Qué está pasando con el coronavirus a nivel mundial? Aquí le contamos)

Para disminuir la curva de contagios el epidemiólogo le hace un llamado a toda la población para que se tome en serio estas medidas y a la pandemia, que ya ha dejado en el mundo más de 5.800 víctimas mortales. Lo primero, enfatiza, es en seguir promoviendo el lavado de manos, no solo de manera frecuente sino rigurosa. "Se necesita solo agua y jabón, es mejor que usar solo alcohol porque irrita las manos. Hay que tener en cuenta detalles importantes como no dejar zonas descubiertas mientras se lavan. Lo ideal es tratar de hacerlo varias veces al día, pero si no se puede al menos después de tener contacto con otras personas; usar transporte público (antes y después); entrar en contacto con superficies; al salir y regresar de casa", añade.



Además, evitar tocarse la cara, sobre todo la boca, la nariz y los ojos. En caso de hacerlo, lavar de inmediato las manos. Pero lavarse las manos no reduce el riesgo a cero. Por eso es importante el distanciamiento social. Tratar de estar a uno o dos metros de otra persona porque, según Fernández Niño, es la distancia segura si una persona estornuda. Sin embargo, resalta, que la estrategia más importante es que si presenta una infección respiratoria se quede en casa. (Puede leer: Esta es la situación del coronavirus en Colombia en tiempo real)

"Mucha gente dice: 'no, solo es una gripita'. Pero es difícil comprobar, sin hacerse la prueba médica, que efectivamente, solo sea un cuadro de gripa y no coronavirus. No vamos a poder comprobar en estos momentos y menos cuando los casos aumenten. Esto nos confunde, nos distrae, nos quita tiempo y recursos y aumenta la carga. La lucha en este momento es contra todas las infecciones respiratorias porque todas nos están estorbando. No hay que utilizar la idea de que tengo una gripa. Hay un problema cultural de ir a trabajar enfermo. Los jefes que muchas veces no son conscientes", dice Fernández Niño, profesor del Departamento de Salud Pública de la Universidad del Norte.

Por eso, invita a las personas a que sean conscientes de su salud y que cuando presenten síntomas de resfriado se queden en casa en aislamiento preventivo. "Para que este sea posible lo primero que necesitamos se necesita el apoyo de las empresas u organizaciones para promover el teletrabajo. Si no es posible, buscar una excusa por los 14 días que se debe permanecer en la casa", dice. (Le puede interesar: “Estamos ante gobiernos débiles enfrentando asuntos complicados”)

¿Qué parámetros hay para un correcto aislamiento preventivo?
Lo primero es tener claro qué es un aislamiento y una cuarentena. Una persona es aislada para restringir sus movimientos porque está enferma. La idea es que no contagie a los demás. Es un proceso de rutina en hospitales e instalaciones de atención de salud. Es voluntario, pero en una emergencia de salud pública como la que afronta el mundo, los funcionarios están autorizados para aislar a las personas que están enfermas. En cambio, la cuarentena es para las personas que han estado expuestas a una enfermedad infecciosa, pero que no están enfermas.

Fernández Niño aclara que lo ideal de este método es que en la casa la persona enferma trate de no contagiar a otras. Para ello es fundamental:

- El lavado de manos de los enfermos y los no enfermos.

- Que la persona enferma use tapabocas.

- Que la persona enferma esté en un cuarto aparte.

- Limpiar la casa constantemente y, sobre todo, el cuarto donde esté esa persona.

- Si es posible, que la persona enferma tenga un baño aparte.

- Que la persona enferma use cubiertos, vasos y platos aparte.

- Hacer un esfuerzo para que todas las superficies se mantengan limpias como las mesas, los pasamanos en casos de adultos mayores, los interruptores o las cerraduras de las puertas.

- Desinfectar con productos que tengan hipoclorito.

Tapabocas, ¿sí o no?
Hay mucha gente que está usando tapabocas aun así no estén enfermos. Pero Fernández Niño sentencia que es una irresponsabilidad por varias razones. La principal es porque este elemento no está diseñado para proteger a alguien sano, con excepción de los profesionales de la salud, que son los que más se van a exponer.

"Hay estudios que demuestran que cuando una persona sana tiene un tapabocas podría ser contraproducente, porque tiende a tocarse la cara. En la calle muchos de quienes los usan también suelen tocarse el rostro. Ahí es clave porque se vuelve en un gran absorbedor de todo lo que le llega", asegura. (Podría leer: ¿Qué es el coronavirus?)

Además, muchas personas no lo utilizan de manera correcta y terminan ubicándolo en el mentón, lo que hace que los virus se esparzan. Por eso, Fernández Niño hace énfasis en que, si se siguen las medidas de higiene recomendadas es posible reducir la probabilidad de contraer el virus y ayudar a que esa curva de crecimiento de casos se estanque. Evitar que el coronavirus se propague por todo el territorio nacional es una tarea conjunta.

publicidad