Estos pacientes ingresaron al hospital Lircay  de la región de Huancavelica, Perú, desde el 28 de marzo por consumir alcohol (caña) para evitar la propagación y contagio del coronavirus, una idea errónea que le costó la vida a 16 personas.

Un diario local indicó que agentes de la Policía decomisaron las bebidas alcohólicas de dudosa procedencia que intoxicaron a personas de ocho localidades de Huancavelica, la región con la mayor tasa de pobreza de Perú.

La bebida fue vendida en un establecimiento de dudosa reputación, el local fue intervenido y los síntomas que presentaron los fallecidos eran de intoxicación, Según un medio de comunicación de Perú, los intoxicados eran de diferentes poblaciones y bebieron "alcohol adulterado" cuando asistieron a la velación de un difunto hace unos días.

Ellos tomaron licor adulterado que los llevó a la muerte por intoxicación alcohólica, según los diagnósticos médicos, Todos ingresaron a diferentes centros de salud presentando los mismos síntomas: vómitos, convulsiones, respiración lenta, piel azulada. "Otros familiares se encuentran internados en estado crítico"

Publicidad