El análisis técnico fue realizado por las instituciones que integran el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres en el Huila, así como las estadísticas, antecedentes y la recurrencia de situaciones de emergencia en la región.

Monitoreo y seguimiento realiza el Sistema Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres en las zonas identificadas como críticas en esta primera temporada de lluvias que abarca los meses de abril y mayo en los departamentos andinos y se extiende hasta la primera quincena del mes de junio.

Se identificaron 23 municipios del Huila con riesgos de inundaciones, crecientes súbitas, fenómenos de remoción en masa, donde predominan 39 tipos de amenazas o eventos adversos y recurrentes, así como 77 vías susceptibles de afectación por deslizamientos.

También, 14 municipios con infraestructura educativa vulnerable, que corresponden a 22 sedes de instituciones educativas.

Otros riesgos asociados a la primera temporada de lluvias que afectan la salud de las personas son Dengue, Zika, Chicunguña; enfermedades trasmitidas por alimentos (fiebre tifoidea, hepatitis A, EDA y cólera), IRA, ESI –IRAG, COVID 19, contaminación ambiental, generación de brotes, epidemias y proliferación de vectores.

El secretario de Gobierno del Huila Franky Vega Murcia, explicó que la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastre trabaja en el monitoreo y seguimiento del plan de contingencia diseñado, especialmente en los sectores de la salud, vías e Infraestructura, educación, agua y saneamiento, medio ambiente, agrícola y pecuario y demás comprometidos por la incidencia del periodo de lluvias.

En las últimas horas se reportaron lluvias en todo el Huila sin consecuencias graves, solo crecientes en el río Las Ceibas e inundaciones leves en cinco viviendas del municipio de Guadalupe.

publicidad