En esta época cuando los colombianos se encuentran el aislamiento obligatorio para evitar la propagación del Covid-19, desde el sur del Huila se sigue reportando el avistamiento de Osos de Anteojos.

La Red de Reservas Naturales de la Sociedad Civil SERANKWA, integrada por un grupo de campesinos del sur del Departamento, reportó a la Corporación Autónoma Regional de Alto Magdalena-CAM,  un incremento en el número de avistamientos y en la actividad de la especie Oso de Anteojos.

Los registros se obtuvieron en zona rural del municipio de San Agustín, área que comprende el  Parque Natural Regional Corredor Biológico Guacharos Puracé, área protegida del sur del Huila.

En los videos se destaca el registro de al menos cuatro Osos de Anteojos en fechas diferentes, en un punto del bosque identificado como una zona de alta presencia de la especie y, donde la CAM y el grupo de monitoreo han instalado cámaras trampa para monitorear la fauna silvestre.

“A través del reconocimiento del patrón de manchas logramos identificar cuatro osos machos, que de acuerdo a las medidas de volumen y el cálculo de índice corporal, se encuentran en estado físico Ideal, lo que significa que se encuentran en un óptimo estado de desarrollo biológico, y que el área protegida en el que habitan, está dando alcance a los requerimientos propios de la especie”, explicó Katherine Arenas, Bióloga de la CAM.

En los videos se pueden observar el desarrollo de actividades comportamentales normales de los osos en su hábitat, como marcaje, ascenso al dosel de los árboles para alimentarse de bromélias, e incluso micción (orinar). Cabe resaltar que este es un punto identificado como de máxima ocurrencia de osos, donde anteriormente se han registrado también procesos de cortejo, eventos de reproducción y crías.


Fototrampero



Los más recientes registros de esta especie se obtuvieron mediante la técnica del fototrampeo logradas por este grupo de monitoreo comunitario, el cual  desarrolla sus actividades productivas de manera sostenible protegiendo el hábitat del Oso Andino.

De la mano con la CAM, estas comunidades realizan esfuerzos para disminuir presiones antrópicas como la cacería y la disminución del hábitat de especies como el Oso de Anteojos, la Danta de Montaña y el Puma.

“En este momento crucial que atraviesa el país y el mundo, los campesinos estamos siendo valorados por nuestras labores productivas, desde Serankwa le apuntamos al desarrollo sostenible de estas actividades, y hemos dado continuidad al trabajo de conservación del oso andino en esta región, además continuamos blindando esta zona de la cacería, que quiere volver a tomar auge, aprovechando que las personas ambientalistas están en casa, sin embargo, nosotros desde nuestros predios seguimos protegiendo la naturaleza”, manifestó Adriana Agredo, Líder del Grupo SERANKWA.


Grupos de monitoreo



Actualmente el Huila cuenta con un total de 16 grupos comunitarios, integrados por 240 personas que realizan actividades de seguimiento y conservación de las especies de fauna y flora silvestre.

“Este grupo de monitoreo está integrado por campesinos que antes eran cazadores de osos y ahora lideramos acciones para protegerlos. Estamos invitando a todos los campesinos de la región a seguir protegiendo estas especies“, expresó Manuel Muñoz, integrante de grupo de monitoreo  SERANKWA.

En el sur del Huila se realizó el estudio poblacional de especies focales, logrando identificar y caracterizar al menos 35 individuos que habitan en este corredor biológico.

“Estos osos hacen parte de una población que habita los municipios de San Agustín y Pitalito, y que están siendo monitoreados ininterrumpidamente por los grupos de monitoreo comunitario que cohabitan con la especie amenazada y por la CAM”, narró la bióloga.



Fuente: La CAM

publicidad