Por medio de un comunicado, el director del centro penitenciario Álvaro Camilo Andrés Gómez, manifestó que el interno que aparecía en un video en redes sociales, con problemas de salud, y que denunciaron sus compañeros internos que se trataría de un caso de COVID-19, no tiene síntomas del virus.

El hombre fue atendido por los médicos de sanidad de la institución quienes determinaron que se trataba de un caso de colecistitis, lo que significa inflamación en la vesícula por colesterol. El interno se encuentra con signos vitales estables, según indicó el directivo del establecimiento carcelario, quien también aseguró que no se trata de un caso positivo ni de sospecha de COVID-19.

Ante los hechos que causaron alarma entre los internos y familiares de los mismos, la institución compartió el siguiente boletín de prensa:



publicidad