Hace pocos días se conoció la noticia de un joven de 28 años, a quien se le resalta su labor, por prestar el servicio de transporte a empleados de salud sin cobrarles por la carrera.

En medio de noticias desalentadoras, en donde a diario, se conocen casos en los que médicos, enfermeras, fisioterapeutas, y personal de la salud en general han sido estigmatizados, en donde  les han cerrado las puertas de establecimientos comerciales para que no realicen sus compras, Juan se convierte en un referente de esos colombianos solidarios que entienden la importancia del personal de la salud en medio de esta crisis sanitaria que afronta el mundo.

Este joven de 28 años, con 8 semestres de administración de empresas, de una familia promedio y que no pudo terminar su carrera, se dedica a conducir un taxi, para sobrevivir.

Manifiesta, que luego de que se decretara la medida de aislamiento, estuvo en su vivienda por 15 días; los días suficientes para que el mercado empezara a escasear y las deudas obligaran a salir de nuevo al trabajo.

No obstante, entendió que en su labor también podía aportar un grano de arena, para poder menguar un poco la crisis del momento, y empezó a recoger médicos, empleados de la salud, los empleados que trabajan en las calles haciendo aseo, con la intensión de devolver un poco del esfuerzo y trabajo diario de estas personas.


Juan David Barrios Melo, es un joven de pelo largo, que en momentos genera un poco de miedo y desconfianza, lo dice él mismo, al indicar que algunas personas lo ven incrédulos cuando les ofrece el servicio de manera gratuita; es nacido en El Espinal –Tolima y desde hace 3 años vive en Pitalito, es músico también, así que canta en su taxi mientras trabaja.

Ha recibido donaciones, como el traje que ahora usa para poder resguardarse y para cumplir con los protocolos de bioseguridad, desinfecta permanentemente su vehículo para evitar contagios, y proteger a las personas a las que transporta.

Es un joven como el promedio de este país, con muchas ganas de trabajar, carismático, con un corazón enorme, que es capaz de demostrar cuan solidarios pueden ser los colombianos en tiempos de crisis.  

publicidad