La Organización Mundial de la Salud acaba de recomendar el uso masivo de tapabocas para combatir la propagación del nuevo coronavirus, que ya suma 1.196.553 casos confirmados y 64.549 muertes a nivel mundial. El uso de máscaras, según el organismo internacional, "puede reducir la velocidad a la que los individuos infectados pueden infectar a otros". Los tapabocas más especializados como los quirúrgicos o los N95 siguen siendo exclusivos para los profesionales de salud.


Recientes investigaciones científicas han hecho cambiar de parecer a la OMS. Estos artículos, basados en la experiencia que ha dejado la crisis mundial, señalan que el tapabocas tiene un efecto positivo. Un efecto que evitaría con mayor facilidad el contagio de la infección del Covid-19. Sin embargo, sostuvo el mismo organismo que aquellas máscaras creadas para cirugía y profesional de salud como las N95, deben seguir siendo utilizadas únicamente por estas personas.

Michael Ryan, director ejecutivo del programa de emergencias sanitarias de la OMS, afirmó su apoyo a las iniciativas que impulsan actualmente los gobiernos de promover el uso masivo de los tapabocas. Tal apoyo contradice la postura asumida por el organismo sanitario hasta ahora, en la que aseguraban que la gente saludable no tenía por qué llevar tapabocas, salvo si debía cuidar un enfermo en casa donde estaría más expuesto al virus.
        
También la Asociación Colombiana de Infectología reajustó su recomendación sobre el uso del tapabocas. En un comunicado recomendó su uso masivo pero advirtiendo que las medidas más efectivas siguen siendo las mismas de antes: lavado de manos y aislamiento físico.


Tomado del espectador.

Publicidad