Hay frases que se quedan en el imaginario por su hondo calado o profundo significado. Muchas sirven para orientar, denunciar o esconder intenciones.

"Sabemos que el gobierno tiene para los colombianos la metralla homicida y una temblorosa rodilla en tierra ante el oro americano", así describió Jorge Eliécer Gaitán la indignante actitud de estos gobernantes ante las imposiciones de EE.UU.

"Sobre los neoliberales colombianos hay que decir que el día en que tengan una idea de verdad propia, sobre algo que en realidad valga la pena, les va a dar un derrame cerebral", en 2009 sentenció Jorge Robledo, hoy uno de los candidatos presidenciales, para referirse a cómo esos gobernantes copian y se dejan imponer las condiciones de EE. UU., a través de la banca, especialmente del FMI.

"Me hicieron el paseo de la muerte", lo dijo una mujer anónima, antes de morir en las puertas del Hospital Universitario de Cartagena, para caracterizar la criminal Ley 100 de 1993, que permite que a los sufridos pacientes les "bailen el indio" por no tener plata para ser atendidos, como verdaderos clientes, en las lujosas clínicas de los negociantes de la salud.

Con su capacidad de engaño y términos eufemísticos (como el de “falsos positivos”), los neoliberales colombianos traen el “aislamiento inteligente", disfraz para que la población, gustosa y agradecida, enfrente indefensa al monstruo del coronavirus, para poner a producir la economía.

Un artículo de El Tiempo, del 8 de este mes, decía: "otros Estados se han decidido por practicar el aislamiento inteligente: solo hay obligación de encierro para poblaciones más vulnerables, no se permiten reuniones ni eventos y, aunque se aconseja quedarse en casa, se puede salir a las calles cumpliendo normas como el distanciamiento social (...) Uno de esos exponentes es Países Bajos, donde las autoridades aplicaron la inmunidad de rebaño: priorizar el contagio controlado de la población para crear anticuerpos".

Este país, que se llamaba Holanda, tiene más de 40 mil contagiados y es 10o. en muertos, con 4.409. Además, los países más ejemplarizantes según el periódico son:. EE.UU, el núcleo de la pandemia, con alrededor de un millón de contagiados y más de 52 mil muertos; Italia, tercero en contagios con cerca de 200 mil y segundo en muertos con 27 mil, de ellos más de la mitad en Lombardía, donde los empresarios impusieron este “aislamiento inteligente". Y Reino Unido, sexto en contagios con 150 mil y quinto en muertos con 21.000. (datos del 26 de abril de 2020).

A contrapelo de la Organización Mundial de Salud y de científicos colombianos, el presidente Duque rompió la cuarentena obligatoria autorizando la movilización de cerca de 4.2 millones de trabajadores de la industria —de todo tipo— y de la construcción, que tiene 2.000 obras de vivienda suspendidas, unos 7,8 millones de metros de cuadrados, en la cual se centra parte de las ganancias de los poderosos; agregado al ya funcionamiento del sector agropecuario indica que gran parte de la población salió del confinamiento.

Por esa decisión el Polo Democrático advirtió "consideramos necesario que la cuarentena se mantenga hasta lograr tener mediciones suficientes y rigurosas sobre la expansión de la pandemia y comprobar que la capacidad del Sistema de Salud pueda atender a los afectados sin correr el riesgo de colapsar". Esto no se cumple, por lo que Duque pone en alto riesgo la vida de los colombianos. ¡El aislamiento inteligente ya propició terribles masacres!


Por: Jose Arlex Arias Arias | abril 30, 2020

Publicidad