Con nuevas máquinas para tomar la temperatura corporal, la Secretaría de Salud reforzó los controles en los ingresos del municipio de Pitalito, con el fin de evitar eventuales contagios COVID-19.

Según Óscar Gaitán, profesional de Prevención de la dependencia, este nuevo apoyo facilitará y agilizará la labor del personal sanitario en las fronteras de los puestos de AguaDulce y el ubicado en la CAM.

“Esto nos permite identificar posibles pacientes de una manera rápida, ya que con los termómetros infrarrojos obtenemos la lectura de la temperatura en menos de un segundo, lo cual agiliza el proceso en los puestos de control”, manifestó el funcionario.

Karen Alejandra Rodríguez Samboní, auxiliar de enfermería que apoya en estas labores, destacó que esta nueva herramienta ayudará mucho en la detección temprana de casos, ya que la fiebre es uno de los principales síntomas de este coronavirus es la fiebre.

“La temperatura normal de las personas es de 36.5 a 37°C, las alertas comienzan desde los 38 grados centígrados. A los que ingresan se les hace un proceso de seguimiento, cumplimiento de los requerimientos y de aislamiento obligatorio por 14 días”, explicó Rodríguez.

Los ciudadanos ven como positiva la inclusión del termómetro digital porque permite prevenir posibles casos de COVID-19 que lleguen desde otros lugares.

Para Hernando Jiménez, quien estuvo en uno de estos puestos porque llegaba del corregimiento de Bruselas, expresó que “es primordial que se hagan los controles por la seguridad y el bien de todos nosotros”.

La Alcaldía de Pitalito, a través del Consejo de Gestión del Riesgo, están planeando nuevas metodologías de vigilancia más ágiles y eficaces para quienes ingresan al municipio.

Publicidad