Un nuevo caso de acceso carnal abusivo contra una niña de 7 años, en el que el primer sospechoso es el padre de la menor, se produjo en una vivienda de Hobo en el centro del Huila.

De acuerdo con versiones entregadas por las autoridades, la madre de la menor acudió para pedir ayuda luego de descubrir que el acto de violación se había cometido contra su hija en hechos confusos.

Según indicó la mujer, ella debió salir de su vivienda a trabajar para lo cual dejó a la niña quien estaba haciendo tareas, acompañada de su padre, pero al regresar horas después a la casa notó que su hija presentaba un comportamiento extraño.

Al preguntarle sobre la situación, la menor le indicó a la mujer que tenía dolor en sus partes íntimas, por lo que al revisar encontró que había sido accedida sexualmente y que presentaba sangrado y restos de fluidos seminales.

Inmediatamente la llevó al centro asistencial local donde se inició la ruta de atención y a la investigación correspondiente para establecer los detalles del aberrante caso.

Tomado de: La Voz de La Región
Publicidad