El hecho se presentó en Tanzania cuando el presidente de la nación, John Magufuli, envió al Laboratorio Nacional de Salud unas muestras no-humanas para análisis de Covid-19 y estas dieron positivo.

Magufuli indicó que de forma secreta mandaron muestras de animales, frutas e incluso aceite de lubricación para máquinas como si fueran muestras humanas. Lo más increíble fue que una papaya, una cabra y una codorniz dieron positivo, según el laboratorio.

La cifra de casos de Covid-19 en Tanzania el pasado lunes era de 480 positivos y 18 muertes, indica la agencia Reuters basándose en el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A diferencia de otros países africanos, el ministerio de salud tanzano no publica información diariamente.

Sin embargo, lo descubierto por el gobierno de Magufuli pone en duda los resultados y cifras arrojados por el laboratorio. El presidente tanzano despidió de inmediato al director del Laboratorio Nacional al igual que el gerente de calidad, suspendidos mientras se realiza la investigación.

El gobierno dispuso un comité especial de 10 personas para investigar las operaciones del laboratorio, incluyendo la recolección y testeo de muestras.

Tanzania cerró las escuelas y universidades debido a la pandemia, pero las iglesias, tiendas y transporte público siguen funcionando de manera habitual, explica RT.

Si bien el continente africano no ha mostrado cifras gigantes de contagios por Covid-19 como en Estados Unidos, Europa o Asia, esto se debe principalmente a la falta de pruebas para coronavirus. Reuters estima que el promedio es de 500 por millón de personas.


publicidad