La muerte de Duván, que cursaba octavo grado en la institución educativa Buenos Aires, se produjo el jueves pasado, durante un desalojo en la Ciudadela Sucre, en Soacha sur de Bogotá, en medio del cual recibió un disparo.

“Los disturbios empezaron desde las cinco de la tarde. Fue un enfrentamiento con el Esmad. Ellos llegaron, no midieron consecuencias. Fueron muy agresivos”, le dijo Deisy Álvarez, madre del menor, a Caracol Radio. “Empezaron a tirar gases lacrimógenos. Bajaron hasta la población, donde había casas, memores de edad. Los gases se esparcieron totalmente por todo el sector. Todos salimos a correr porque fue un momento de desesperación. Entonces empezaron a disparar…”.

¿Quién era el niño de 15 años que murió durante enfrentamientos por desalojos en Soacha?

La afligida mujer también le aseguró a esa emisora que no estaban “en ningún momento de esa protesta, tirando piedras”. Y añadió: “No estábamos en nada de eso. El niño tampoco estaba en eso. El único error del niño fue salir de la casa en ese momento”.

“Obviamente, su curiosidad. […] Hay varios videos donde se muestra que el niño no estaba participando en nada de eso. El niño lo único que hizo fue pararse a mirar qué es lo que estaba pasado. Lamentablemente, lo cogió un tiro que lo traspasó. Un impacto de bala lo cogió a él”, dijo en la frecuencia radial en con el ahogo del llanto.

También recordó los momentos dramáticos cuando vecinos intentaron socorrer a Diván, pero sin éxito. “Uno de los amigos del niño me dijo que lo habían subido a un carro, que lo vimos cruzar. El niño iba ya herido. El niño como que murió instantáneamente”.


Criticó la actitud del acalde de Soacha, porque, según ella, “tuvo el atrevimiento de decir que esto había sido un montaje de unos disturbios anteriores. Que el señor alcalde se ponga la mano en el corazón y que se dé cuenta lo que realmente está haciendo en estos momentos, y que se dé cuenta que sí hay un menor muerto inocente”.

“Lo único que pido es que se haga justicia. Que la muerte de mi niño no se quede así. Lo único que tenía era aspiraciones de estudiar, de tener amiguitos…”, alcanzó a decir la madre, antes de ahogarse en lágrimas.



publicidad