Este ejemplar gigante registró por lo menos 800 procreaciones en cautiverio. Hoy tiene más de 100 años y fue liberado en la isla Española, después de permanecer 87 años lejos de su hábitat natural, de donde fue sacado en 1933.

Diego, una tortuga gigante considerada un súper macho al salvar a su especie de la extinción en el archipiélago ecuatoriano de Galápagos, fue devuelto a su hábitat natural tras reproducirse en cautiverio durante varias décadas y alcanzar, por lo menos, 800 procreaciones.



El ejemplar regresó este lunes a isla Española, al sur del archipiélago Galápagos, en Ecuador, después haber permanecido durante 87 años en el exilio y en cautiverio, dijeron expertos del Parque Nacional Galápagos, en Ecuador.

Diego es famoso porque por 30 años estuvo en el Zoológico de San Diego (EE.UU) y fue repatriado a Ecuador en el año 1976, para dar inicio al programa de reproducción y crianza de tortugas gigantes en cautiverio, luego de descubrir que la especie estaba a punto de extinguirse, pues quedaban solo 14 ejemplares de la especie en esta región. Actualmente hay alrededor de 2.300 en isla Española que han sido repatriados a lo largo de todos estos años.

Fuente: Semana Sostenible             
publicidad