Por las características neurotóxicas de su veneno, la araña bananera (Phoneutria boliviensis),  es considerado uno de los arácnidos más peligrosos del mundo y una de las especies de mayor importancia médica.

No obstante, de la ecología del animal, clave para evaluar la potencialidad del veneno y establecer sus posteriores usos, se conoce muy poco. De ahí que investigadores de la Universidad Surcolombiana, la Universidad de Ibagué y La República, de Uruguay, emprendieran desde el año 2017 un estudio que abordara este aspecto.

Lo más importante es poder comprender la relación con el entorno y examinar la dieta alimenticia a detalle, ello daría razón del alto efecto tóxico, recalcó Juan Carlos Velenzuela Rojas, uno de los investigadores del proyecto.

Si este, como se cree, posee una efectividad amplia con variedad de presas,  tendría diferentes componentes proteínicos que pueden ser de un valor muy importante para la industria farmacéutica y agrícola.

El estudio de los investigadores ha permitido conocer que el animal puede consumir una amplia variedad de presas, incluso de su misma especie; se destacan en mayor medida insectos, otras arañas, y pequeños vertebrados como lagartos y geckos. Esta dieta explicaría la toxicidad de la especie caníbal también en humanos.

El organismo



Para realizar el estudio los investigadores realizaron varias salidas de campo e identificaron a la Phoneutria boliviensis en el municipio de Oporapa, tanto hembras como machos,  a lo largo de un trayecto de más de 10 kilómetros, en el área rural.

También se destaca que el organismo tiene un gran tamaño, entre 12  y 14 centímetros, siendo las hembras más grandes que los machos.  Una de las razones por las cuales se hace más interesante estudiarla, es que a diferencia de otros ejemplares de arañas, esta adquiere un comportamiento agresivo defensivo.

“Uno se encuentra una araña cualquiera y lo normal es que salga huyendo,  ésta se enfrenta. Se para en sus dos últimos pares de patas, muestra los dos primeros que tienen colores aposemáticos negro y amarillo, y sus colmillos, también llamados quilíferos, esto en señal de que es peligroso. Si uno se acerca, el animal puede incluso lanzarse sobre la persona y morderlo”, detalló Velenzuela Rojas.

Accidentes



Actualmente, el grupo de investigación de la Universidad Surcolombiana está trabajando en el reporte de algunos casos de mordedura, los hechos se han presentado en Palestina, Oporapa, Neiva, La Plata y Pitalito; en este último municipio la persona duró cinco días hospitalizada.

“Es de importancia médica porque su veneno tiene acción neurotóxica, ataca el sistema nervioso central”, resaltó el investigador.

El proyecto

Hallar el ejemplar no fue tarea fácil, pues son arañas errantes que no construyen tela y buscan a sus presas activamente. Estudiarla en Huila amplía el rango de distribución de la especie en Colombia. El animal está presente a lo largo de Suramérica y parte de Centroamérica.

La investigación fue publicada en la revista americana Journal of Arachnology, volumen 48 (2020), que hace parte de American Arachnological Society, una de las revistas más importantes a nivel mundial en el ámbito de aracnología. Adicionalmente, una de las fotografías del ejemplar en Huila, figuró como portada.

La versión online de la revista ya está disponible y la versión física saldrá este fin de semana.  La financiación total del proyecto la hizo la Universidad de Ibagué.

En Colombia se registran un sin número de accidentes, y en Latinoamérica se han presentado casos mortales.

Investigadores


MSc. Juan Carlos Valenzuela Rojas. Docente e investigador del Programa de Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental de la Universidad Surcolombiana.

MSc. Julio César González Gómez. Investigador grupo de Biología y Ecología de Artrópodos. (BEA).

PhD. Giovany Guevara. Docente de la Universidad del Tolima. Grupo de Investigación en Zoología (GIZ).

PhD. Lida Marcela Franco. Docente Universidad de Ibagué. Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas, Universidad de Ibagué.
MSc. Gladys Reinos. Docente de la Universidad del Tolima. Grupo de Investigación en Zoología (GIZ).

PhD. Luis Fernando García. Docente Universidad de la República. Grupo Multidisciplinario en Ecología para la Agricultura, Centro Universitario Regional Este, Universidad de la República, Treinta y Tres, Uruguay.
Comparte:

Por: Periódico LA NACIÓN

publicidad