El gobierno francés ha decido pasar a la fase 2 de la reapertura, que supone el retorno a la normalidad tras la caída de los contagios por covid-19.

Los franceses recuperaron este martes la libertad de viajar a cualquier punto del país sin justificación y disfrutar de bares y restaurantes, pero manteniendo la prudencia ante un virus que causó casi 30.000 muertos y paralizó gran parte de la economía.

El gobierno francés ha decido pasar a la fase 2 del desconfinamiento, que supone prácticamente el retorno a la normalidad, tras la caída de los contagios registrada desde que se inició la primera etapa el 11 de mayo.

publicidad