Las autoridades están tras la pista de un joven, señalado de ser el responsable del abuso sexual a una niña de 12 años. Al parecer el agresor, estaba en compañía de otro sujeto, quien fue cómplice de la situación y además le hurtó las pertenencias a la víctima y cuatro de sus acompañantes.

Según información recolectada por LA NACIÓN se conoció de forma oficial, que la menor identificada como P.A.P de 12 años, estaba en compañía de cuatro amigos, (dos mujeres, dos hombres),cuando salieron de sus viviendas a pocos metros del lugar de los hechos, y al momento de transitar por una zona boscosa y oscura, fueron interceptados por dos sujetos, quienes con armas blancas y armas de fuego hurtaron las pertenencias de los acompañantes, los colocaron de espalda y condujeron a P.A.P, hasta una zona boscosa, donde fue accedida sexualmente por uno de los agresores.

El alarmante hecho se presentó el domingo en horas de la noche. Una vez ocurrida la agresión, el atacante huye del lugar, mientras la víctima por sus propios medios llega hasta su vivienda e informa a su progenitora lo vivido.

Las autoridades fueron alertadas por parte de la madre de la víctima, quien de inmediato colocó en conocimiento de la Policía el abuso. La niña fue conducida hasta la ESE Carmen Emilia Ospina sede las Granjas, para la respectiva valoración médica y ruta de atención para casos positivos de abuso sexual.

Entre tanto, el trabajo de investigación está ahora en manos de la Policía, que desde ya está materializando evidencias, para hallar al responsable.

Los detalles del momento de los hechos son claves para la identificación de los agresores, que al parecer no son desconocidos en el sector, y los testimonios de los acompañantes de la niña abusada serán fundamentales.

Existe rechazo por parte de las autoridades de salud, Para María Cruz Lozano, psicóloga clínica infantil, esta conducta donde las niñas son las principales víctimas de abuso son inadmisibles, “es reprochable desde todo punto de vista lo sucedido, las secuelas psicológicas con las que queda un menor de edad abusado, no tienen comparación. Es urgente una medida que castigue a los responsables de hechos intolerantes donde las víctimas sean menores de edad, sean niñas y donde el salir a la calle es estar expuestos al peligro. Estas personas que hacen esto, son enfermos, una niña no puede inspirarle ningún placer a un hombre; esto es lamentable. La familia también tiene incidencia en esta situación”.

Fuente: La Nación




Publicidad