La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez hizo duras críticas a las Fuerzas Militares y, además, le pidió al comandante de las mismas, el general Luis Fernando Navarro, evaluar cuatro propuestas suyas, que incluyen “una reforma a los protocolos de ingreso a las fuerzas”.

Sin embargo, uno de los puntos que más llama la atención es el cuarto, pues incluye el servicio militar para las mujeres: “Impulsar una reforma legal para el servicio militar, de tal manera que sea realmente obligatorio y universal, es decir que lo cumplan mujeres y hombres, de todos los estratos sociales”.

Al respecto se han pronunciado las fuerzas militares indicando que inicia un plan piloto se busca establecer cuántos cupos estarán disponibles para que las mujeres presten el servicio militar.

Si bien hasta julio del año pasado 3.031 mujeres hacían parte de las Fuerzas Militares, mientras que 17.924 estaban en la Policía Nacional, según un artículo de Semana, ellas ingresaron para hacer su carrera militar como suboficiales y oficiales.

Por tanto, la novedad es que ahora las mujeres no tendrán que pasar por una escuela para poder ingresar a las instituciones armadas, sino que podrán comenzar como bachilleres auxiliares (que es como los hombres prestan el servicio en la Policía), y, en un futuro, como soldados rasos (del Ejército).
Aunque las damas pueden elegir si postularse o no, a diferencia de los hombres que por obligación deben resolver su situación militar, las que ingresen no podrán retirarse, a menos de que tengan una causa de fuerza mayor.

Las mujeres que quieran prestar el servicio militar deben ser bachilleres y cumplir con los requisitos médicos establecidos por la Policía.
Mientras se establecen las fechas de las convocatorias, el Gobierno calcula el presupuesto que deberá invertir para que se lleve a cabo este proyecto.

Fuente: CM&



Publicidad