En el accidente, que se presentó en el corregimiento de Tasajera, Magdalena, la mañana del 6 julio, murieron siete personas. Las personas heridas están siendo atendidas en Barranquilla, Bogotá, Valledupar, Ciénaga y Baranoa.
A más de una semana del accidente en el que un camión cisterna que transportaba gasolina se volcó y explotó en Tasajera, corregimiento del municipio de Puebloviejo en Magdalena, la cifra de víctimas mortales llegó a 41. En el lugar de los hechos murieron siete personas y 49 resultaron heridas, muchas de las víctimas viven en los barrios Carrizal y La 40, ubicados a la orilla de la carretera que conecta Atlántico con Magdalena.


Las víctimas quedaron en medio de la explosión al tratar de recoger con galones el combustible del camión. Como explicó el gobernador de Magdalena, Carlos Caicedo, en el departamento no hay ningún pabellón para quemados, por eso los heridos con quemaduras de segundo y tercer grado fueron trasladados a Barranquilla, Valledupar y Bogotá. Las personas que fallecieron eran atendidas en Santa Marta, Barranquilla, Bogotá y una murió durante el trasladado desde Ciénaga hacia Valledupar.


Fabian David Obispo, alcalde de Puebloviejo, informó en la noche del domingo 12 de julio que había 36 personas hospitalizadas: 10 en Barranquilla; 6 en Bogotá, 2 en Ciénaga; 14 en Valledupar y 4 en Baranoa. Sin embargo, la cifra de víctimas mortales aumentó. En la noche de este jueves 16 de julio falleció Luis Fernando Guzmán en la Clínica Médicos de Alta Complejidad de Valledupar, Cesar. Por otro lado, los médicos dieron de alta a Aldair Álvarez Orozco en el Hospital Simón Bolívar de Bogotá, al igual que a Epson Cahuana Rodríguez, a quien dieron de alta en el Hospital San Cristóbal de Ciénaga.


En la madrugada del lunes 13 de julio falleció un hombre que estaba internado en la Clínica Reina Catalina de Barranquilla, presentaba quemaduras de segundo y tercer grado. El 14 de julio otros dos pacientes que eran atendidos en la misma Clínica, perdieron la vida.


En la madrugada del jueves 9 de julio, en la Clínica Médicos de Alta Complejidad de Valledupar, falleció otra de las personas que se encontraba herida. Se trata del joven de 26 años, Jesús Carrillo Escalante.


Desde el Instituto Medicina Legal informaron que se tomaron muestras de material biológico de los cuerpos y las familias para enviar el ADN a Bogotá, donde se realizan las pruebas, “con el mismo equipo que se uso para el caso de Bojayá y el Palacio de Justicia” señala la entidad, explicando que este proceso se aplica en las victimas que no se pudieron identificar por carta dental ni por huellas dactilares.


Hasta el 13 de julio ya se había entregado 12 cuerpos, Medicina Legal afirma que cuando se identifiquen las victimas se le avisará a la familia, señalando que los procesos de identificación con ADN son complicados.


“Hemos adelantado como Gobierno del municipio, articulado con la Gobernación, una cruzada solidaria con todos nuestros habitantes que hoy están acompañando a sus seres queridos en las diferentes ciudades. Visitamos Barranquilla, Valledupar, Santa Marta y el vecino municipio de Ciénaga”, dijo Obispo.


El alcalde señaló que han brindado ayuda humanitaria y logística a las familias golpeadas por la situación: “Envió un mensaje de condolencia a las tantas familias que han perdido a sus hijos, padres, esposos con esta tragedia que hoy enluta al municipio”. Agregó que por esta situación se decretó calamidad pública en Puebloviejo, pero también duelo durante 15 días.


Obispo agradeció la solidaridad de las ciudades del país que recibieron a las personas heridas. El alcalde dijo que están trabajando para poder entregar los cuerpos que hacen falta. “Le hemos pedido a la Gobernación y a Medicina Legal de las ciudades que nos ayuden a agilizar los procesos de identificación y que las familias que hoy sufren porque aún no les han entregado el cuerpo, puedan darle cristiana sepultura”, dijo.

Tomado del Espectador



Publicidad