Un caso de intolerancia tuvo lugar en la capital del Huila, donde un agente de tránsito identificado como Alexander Osmar, estaba junto con otros compañeros, cuando observó que venían tres hombres en una moto.

El servidor al observar la infracción les hace el pare e inmediatamente fue agredido por dichos sujetos, adicionalmente le quitaron la moto al funcionario y la comparendera.

Lo insólito de este caso, es que la comunidad la ver lo que sucedía, reaccionaron de forma agresiva en contra del agente de tránsito.

Las autoridades al ver la situación acudieron al llamado, y al llegar al sitio en mención, los agresores habían dejado la motocicleta abandonada en una esquina, pero la comparendera no apareció.

El hecho de acuerdo al relato del afectado, se presentó en la carrera Segunda, en el microcentro de la ciudad de Neiva.

Finalmente, la motocicleta fue recuperada, pero hasta el momento la comparendera no ha aparecido, situación que ya es investigada por las respectivas autoridades con el fin de hallar a los responsables; las heridas sufridas por parte del afectado no fueron de gravedad, pese a que los golpes recibidos fueron en la cara.

 


publicidad