Luego de tres días de intensa búsqueda, la bebé de 16 meses que había desaparecido en aguas del río Magdalena fue encontrada en una chamizada en Velú, corregimiento de Natagaima, Tolima.

Tres días pasaron para que la menor de 16 meses de edad, María Yurany Cifuentes Oyola, desaparecida el pasado 25 de agosto en aguas del río Magdalena, fuera encontrada por los organismos de socorro que realizaron una intensa búsqueda del cuerpo de la niña que cayó, al afluente, al parecer, mientras jugaba con otros niños en el tradicional Puerto de las Damas de la ciudad de Neiva.

Aunque ayer sonó con fuerza la hipótesis de que la niña hubiese sido raptada, hace pocos minutos, los organismos de socorro que realizaban la búsqueda, confirmaron que había encontrado el cuerpo de una menor en una chamizada ubicada en el resguardo indígena Velu, ubicado en Natagaima, Tolima.

Hasta el sitio llegaron algunos familiares de la niña que viven en este municipio del sur del Tolima y fueron ellos quienes confirmaron que el cuerpo correspondía a la niña.


Fuente: La Nación 

publicidad