Los médicos y docentes serán los primeros en recibir la vacuna. Sin embargo, investigadores de otros países cuestionan la eficacia de las pruebas hechas en humanos.

Rusia anunció que empezará a aplicar la vacuna contra el coronavirus este 10 de agosto.

 

"Según las primeras estimaciones (...) podremos proporcionar a partir de este año varios centenares de miles de dosis de la vacuna cada mes y luego varios millones desde principios del año que viene", declaró el ministro ruso de Comercio, Denis Maturov, a la agencia estatal TASS.

 

Maturov explicó que tres empresas biomédicas empezarán a partir de septiembre la producción industrial de la vacuna desarrollada por el laboratorio de investigación en epidemiología y microbiología Nikolái Gamaleia.

 

Rusia, como muchos otros países, trabaja desde hace meses en varios proyectos de vacunas del COVID-19 y por ahora se priorizó el del laboratorio Gamaleia, desarrollado en colaboración con el Ministerio de Defensa y cuyos detalles no fueron publicados, lo que impide certificar su eficacia.

 

El Centro estatal de investigación Vektor, en Siberia, trabaja en otra vacuna, cuyas primeras dosis deberían estar listas a partir de octubre, según las autoridades.

 

Rusia es el cuarto país en el mundo más afectado por la pandemia, por detrás de Estados Unidos, Brasil e India, y desde abril expresó su voluntad de ser uno de los primeros países, o incluso el primero, en desarrollar la vacuna del COVID-19.

 

"Tenemos previsto que la campaña de vacunación más amplia, que se sumará paulatinamente al nuevo sistema de atención, comience en octubre", dijo.

 

La víspera, el principal epidemiólogo de Estados Unidos, Anthony Fauci, dijo que espera que China y Rusia "estén realmente probando" las vacunas contra el COVID-19 que desarrollan "antes de administrarlas a alguien".

 

Rusia registra una discreta mejoría de la situación de la pandemia de COVID-19. Desde el pasado 20 de julio la cifra de nuevos contagios se mantiene por debajo de los 6.000 y hoy solo se han reportado 95 fallecidos, 66 menos que el día anterior.

 

Durante la última jornada se informó de 5.462 nuevos casos, 1.356 (24,8%) asintomáticos, mientras 8.114 pacientes fueron dados de alta.

 

Desde que comenzó la pandemia, en Rusia han enfermado 845.443 personas y han muerto 14.058, lo cual la sitúa en el cuarto lugar a nivel mundial por número de contagios, superada por Estados Unidos, Brasil y la India.

Fuente:Noticias Caracol 



publicidad