Luego de una visita de inspección adelantada por la Secretaría de Salud Municipal en conjunto con la Personería de Popayán a las instalaciones de ‘La Cabaña’, lugar donde se encontraba personal policial aislado y sospechoso de COVID-19, se determinó la clausura temporal del lugar y la reubicación de estas personas, hasta tener un lugar óptimo, que garantice su bienestar y el derecho a la salud.

Esta verificación se adelantó en vista de las múltiples denuncias realizadas por familiares de los policías aislados, afirmando que el lugar no estaba acondicionado por el evidente deterioro en su infraestructura y desorden. Además, por la cercanía al río, la temperatura no era la adecuada, situación que afectarían aquellos con algún tipo de enfermedad respiratoria.

Para la Personería esta estrategia de aislamiento preventivo permite cortar la cadena de transmisión de infección, pero para efectos de salud pública, primero se debe contar con un inmueble que cumpla con las condiciones dignas y de salubridad.

 La Policía Metropolitana de Popayán se comprometió a adelantar las adecuaciones bajo el marco legal y en cumplimiento de las condiciones sanitarias y de salubridad, sin embargo, para la reapertura o ubicación de otro lugar para tal fin, contará con la previa verificación de las autoridades de salud y esta Agencia del Ministerio Público.




publicidad