Un hombre de 40 años esperó a la salida de la comisaría al presunto violador de su hija y lo asesinó a puñaladas. El hecho ocurrió el 1 de septiembre en la ciudad de León (Guanajuato, México) y quedó registrado en las cámaras de seguridad de la institución.

 

En el video se observa como el atacante espera en un estacionamiento a que el imputado por la violación de su hija, menor de edad, termine de hablar con dos personas. Cuando se acerca, se abalanza contra él y le da varias puñaladas directamente al corazón con un cuchillo. Según indicaron los medios locales, el hombre recibió atención médica, aunque falleció a las pocas horas.

 

El padre de la víctima fue detenido y se encuentra con prisión preventiva por el homicidio. Según se investiga en la justicia de León, el ahora fallecido había sido imputado por la violación de una joven menor de edad.

 

 

 

 

publicidad