Una joven de 21 años denuncia que fue abusada sexualmente por el ginecólogo que la atendía en una sede de la EPS Sanitas, en Bogotá.

 

En medio de la valoración, el sujeto le pidió que se quitara la ropa. Al verla desnuda, según la denuncia, la obligó a tener relaciones. “La puso en la camilla, la desnudó normalmente y la cogió a la fuerza”, señala el padre de la joven.

 

Para colmo, dice el papá, el médico le dijo “no diga nada, pida otra cita conmigo”.

Al salir del consultorio, la afectada dio aviso a dos policías que estaban de ronda, quienes a su vez llamaron a sus superiores para que se abriera la investigación.

 

Sanitas, a través de un comunicado, se refirió a lo ocurrido:

 

“Una vez conocida la denuncia por parte de nuestra afiliada inició de inmediato la investigación interna que permita lograr el esclarecimiento total de los hechos”.

 

La joven, estudiante de Enfermería, fue trasladada a la clínica de Occidente, en donde le realizan los chequeos respectivos.


publicidad