En el Congreso fue radicado un proyecto de ley para que los tocamientos, manoseo y roces contra las mujeres en el espacio público dejen de ser contemplados como injuria y tengan un castigo penal. ¿Pero los piropos tendrían un castigo carcelario?

La representante Katherine Miranda explica los alcances de la iniciativa, que busca que agresiones contra mujeres en sitios como Transmilenio se tipifiquen como acoso sexual.

 

“En ningún momento el piropo tendría sanción”, dijo la congresista Miranda, que precisó que el proyecto se centra en “que se sancione la violencia que vivimos todas las mujeres en el espacio público, tocamientos, exhibicionismo, asedio físico”.

 

“Una cosa es un piropo decente y otra es el asedio a la mujer. El proyecto de ley lo que busca es que las mujeres se sientan seguras en el espacio público”, recalcó.

 

La representante dijo que, en Bogotá, “el 84% de las mujeres no se siente segura en Transmilenio (…) y el 34% no toma este servicio público por temor a la violencia sexual”.

 

Otras mujeres dicen haber sido atacadas por depravado que se masturbó frente a joven en Transmilenio

Insistió en que los “tocamientos y rozamientos en el espacio público se tienen que convertir en un delito, porque esto claramente es una violencia sexual”.

Recordó que actualmente, cuando una mujer es agredida en la calle o en un bus, la justicia lo contempla como “injuria, como si simplemente se insultara a la mujer”, pero “este tipo de conductas claramente son un crimen, vulneran nuestra integridad”.


publicidad