Hermes Cabrera Pascuas, exesposo de Myriam Ovalle Téllez, fue acusado por su presunta responsabilidad en la muerte y desaparición de la mujer, en hechos que ocurrieron en Abril del 2017, donde la víctima apareció desmembrada en una fuente hídrica de la vereda Vegas de Alumbre del municipio de Pitalito.

 “Le quitó la vida, desmembró y arrojó sus restos a la orilla de una fuente hídrica…”, dijo la fiscal al llamar a juicio a Hermes Cabrera Pascuas, por su presunta responsabilidad en la muerte de su ex esposa, donde según la investigación la finalidad era “adquirir los bienes y dinero que poseía la víctima”.

La acusación contra el hombre, de 40 años de edad, fue hecha por la Fiscal Tercera Especializada de Neiva ante el Juez Tercero Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento.

Según los Hechos, el hombre, quien tenía dos hijas menores con Myriam, denunció ante las autoridades, la supuesta desaparición de la mujer, el 4 de febrero de 2017.

Dos meses después de la misteriosa desaparición de Myriam, son encontrados restos óseos en la vereda Vegas de Alumbre en Pitalito, que después de ser analizados se determinó que los restos correspondían a los de Myrian Ovalle Téllez.

 

Según la necropsia, la muerte fue violenta, el cuerpo fue mutilado, “cortado en pedazos muy pequeños, con el fin de desaparecer a Myriam Ovalle Téllez, que no existiera ningún rastro y nuca más se pudiera identificar qué persona era”.

 

“El perfilador señaló que la víctima fue seleccionada, el agresor se acerca a la víctima mediante una relación actual o pasada…la motivación criminal fue económica, la finalidad era adquirir bienes y dinero”, explicó la fiscal.

Cabrera Pascuas deberá responder en juicio oral por los delitos de desaparición forzada y feminicidio agravado, y enfrentarse a una pena mínima de 20 años y 10 meses y máxima de 41 años y 8 meses de prisión.

 Fuente: LA NACIÓN 


publicidad