Tres ladrones fallecieron durante un intento de hurto en el estado de Sao Paulo, en Brasil. El dueño del sitio los enfrentó con su pistola.

 

Los hechos ocurrieron cuando los tres sujetos, que fingían ser clientes, ingresaron al almacén dedicado a la venta de gorras, camisetas y otras prendas en la ciudad de Sorocaba.

 

Dos bandidos simularon ver los artículos mientras que un tercero se acercó a la vitrina con un arma para presionar al dueño y que este le entregara el dinero de la registradora.

 

Sin embargo, el propietario no accedió. En cambio, sacó una pistola de la pretina de su pantaloneta y los espantó a disparos. Aunque el ladrón armado hizo un tiro, solo logró impactar un vidrio.

 

Medios locales señalan que dos delincuentes fallecieron en el sitio, mientras que el tercero perdió la vida en el hospital.

 

Además, el propietario del local está prófugo y la Policía lo busca para que dé las explicaciones correspondientes.



publicidad